Connect with us

EmpresarioTek

Compasión, comunicación, flexibilidad: el triángulo poderoso para tiempos de cambio

Liderazgo

Desarrollo personal

Compasión, comunicación, flexibilidad: el triángulo poderoso para tiempos de cambio

Estos meses han puesto a prueba nuestra capacidad para resistir, soltar, aprender y volver a empezar. Y en ese escenario de incertidumbre los líderes marcan la diferencia.

Martha Castano, gerente de talento humano de ColsubsidioPor Martha Cecilia Castaño *

Los tiempos difíciles requieren grandes líderes. Personas capaces de hacer un alto en el camino, mirar por encima de la multitud y tomar decisiones que les den a las personas sentido de dirección y la sensación de que hay luz al final del túnel. Y en este momento es cuando aquellos que están al frente de las instituciones y de las empresas necesitan evidenciar sus mejores capacidades para dirigir.

Hay un sinnúmero de habilidades que un líder puede implementar; sin embargo, después de muchas horas de lectura sobre la visión de varios expertos, y algo de experiencia propia, les traigo tres características que a mi modo de ver son básicas y le ayudarán a ayudar a otros en estos momentos de cambio.

Compasión: ponga a las personas primero

En estos días las personas tienen incertidumbre y miedo; algunos no saben qué va a pasar con sus trabajos, con su familia, con su salud o la de sus seres queridos. Es ahora cuando necesitan apoyo emocional y sobre todo alguien que los ayude, como dice el experto en liderazgo John Maxwell: “Los líderes deben ayudar a las personas no solo a superar lo que está sucediendo, sino a ser mejores debido a ello”. Hay estudios sobre comportamiento humano que demuestran que las personas están más dispuestas a aceptar las decisiones difíciles cuando sienten que sus líderes se preocupan por ellas.

¿Qué puede hacer? Sea empático. Hable con los miembros de su equipo en espacios diferentes a las reuniones de trabajo, pregúnteles cómo están, qué les preocupa. A veces, simplemente ser escuchados es la mejor terapia. Y ante todo sea respetuoso de los miedos y de las preocupaciones de los otros.

Si usted es visto como un líder compasivo, permitirá que las personas tengan confianza de acercarse y se sentirán más cercanas y comprometidas. La principal responsabilidad de un líder en este momento es generar esperanza, seguridad y motivación.

Comunicación: ante todo diga siempre la verdad, por dolorosa que sea

En tiempos de crisis las personas necesitan información clara y concreta. No se trata de qué tan continuo comunica, pero sí de la claridad de su mensaje. Todos saben que en estos momentos deben tomarse decisiones difíciles y quieren saber cuál es el impacto que pueden llegar a tener en ellos. Cuando las personas saben que usted es confiable a la hora de informar, tienen mayor tranquilidad para hacer su trabajo y pierden menos tiempo en rumores y en construir historias. Recuerde que lo que no se cubre con información, se llena con imaginación.

¿Qué puede hacer? Manténgase al día con información de fuentes confiables. Por estos días circulan muchas noticias falsas, incluso en su empresa. No haga eco de ellas y si es el caso, aclárelas. Informe oportunamente las decisiones que se tomen, por difíciles que sean, y explique las razones en detalle, haciéndose vocero de su compañía y no víctima de las circunstancias.

Los líderes tienen la responsabilidad de hacerse cargo ante sus equipos. Una investigación del sicólogo Martin Seligman concluyó que la incertidumbre hace que las personas se sientan inseguras, y desata en ellas sentimientos de impotencia que les provocan ansiedad constante, desesperación e incluso enfermedades físicas y mentales.

* Si le gusta este contenido, síganos en Facebook para no perderse ninguna publicación.

Ante todo, sea muy consciente del impacto que sus palabras van a tener en sus colaboradores. Escoja cuidadosamente su lenguaje, y recuerde la compasión a la hora de expresarse. Un ejemplo maravilloso lo dio el CEO de Airbnb, Brian Chesky, cuando anunció que 1.900 personas serían despedidas debido a la caída en el turismo provocada por la pandemia. Esto fue lo que escribió:

“Hay excelentes personas que abandonan Airbnb, y otras compañías contarán con la suerte de tenerlas. El resultado es que tendremos que separarnos de los compañeros de equipo que amamos y valoramos”.

Flexibilidad: nada volverá a ser cómo antes, pero tampoco sabemos cómo será el futuro

Algo que ha dejado claro esta pandemia es que las formas de trabajar, de estudiar y de acceder a bienes y servicios cambiaron abruptamente. De un momento a otro, millones de hogares se convirtieron en oficinas y en aulas de clase. El distanciamiento físico impuso nuevas formas de relacionarnos, sin contacto y con miedo latente. La tan anunciada transformación digital llegó, incluso para muchos que no la esperaban.

Esto exige a las organizaciones modelos de trabajo diferentes, personas capaces de adaptarse rápidamente, de crear y producir soluciones no planeadas e inimaginables y, ante todo, líderes flexibles que motiven a sus equipos a salirse del molde tradicional. El seguimiento por resultados y no por horas presenciales cambiará notablemente la forma de gestionar el desempeño organizacional y los modelos de compensación y atracción de talento. Impulsar la flexibilidad y la innovación les permitirá a las empresas sobrevivir y ser más competitivas en el futuro próximo.

¿Qué puede hacer? Ante todo, tenga mente abierta y responda rápidamente a los cambios. Investigue, implemente y adáptese a nuevas formas de seguimiento y gestión. Cree pequeños grupos o redes de trabajo con personas diferentes entre sí, capaces de alcanzar resultados efectivos. Y sobre todo empodérelos, es decir, asegúrese de permitirles tomar decisiones de acuerdo con su nivel de responsabilidad para que las decisiones sean más ágiles. Comparta realmente su poder y confíe en las personas con las que trabaja. Solo así ganará agilidad sobre sus competidores.

Una recomendación final: esta nueva normalidad también nos exige estar aprendiendo permanentemente. Debemos ser humildes y entender que todo lo que sabíamos hasta ahora pierde vigencia a una velocidad abrumadora. Solo el aprendizaje continuo nos permitirá mantenernos vigentes si queremos ser esos líderes modeladores de las capacidades que queremos ver en nuestros equipos.

* Martha Castaño es gerente de talento humano de Colsubsidio. Esta columna se publicó originalmente en el blog Somos Inalde, y se reproduce en EmpresarioTek con autorización de Martha Castaño (www.linkedin.com/in/marthaceciliacastaño).

Imagen: Freepik Premium

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

More in Desarrollo personal

Suscríbase gratis a nuestro newsletter

¿Le parecen útiles estos contenidos? Lo invito a suscribirse para avisarle cuando publiquemos nuevos artículos. No recibirá spam ni correos comerciales

* campo obligatorio

Más leídas

Nuestros recomendados

Suscríbase a la revista ENTER
To Top